PROTOCOLO COVID 19 UNIÓN DE RADIOAFICIONADOS DE VALLADOLID

Por desgracia, las circunstancias sociosanitarias provocadas por la pandemia que estamos sufriendo hacen que no podamos realizar el uso normal de nuestra sede tal y como se ha venido realizando con anterioridad. Con el fin de adaptarnos a la situación que estamos viviendo y que podamos seguir dando servicio a nuestros socios se establece el presente protocolo que estará en vigor mientras dure la pandemia y que será de obligado cumplimiento por parte de todos nuestros socios.

 

1.- Todos los socios de la URV quedan obligados a NO ASISTIR a la sede en los siguientes casos:

  • Presentar fiebre, tos, sensación de falta de aire u otros síntomas compatibles con la COVID-19, como dolor de garganta, pérdida de olfato o del gusto, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o dolor de cabeza.
  • Estar diagnosticado como caso confirmado positivo de COVID-19.
  • Estar en periodo de aislamiento requerido por la autoridad sanitaria o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas, caso sospechoso o diagnosticado de COVID-19.

2.- Las normas de uso de la sede serán las siguientes:

  • Todas las ventanas de la sede, la puerta, así como las dos ventanas de enfrente de nuestra puerta del pasillo estarán permanentemente abiertas.
  • Es obligatorio el uso de mascarilla que deberá estar correctamente colocada y no podrá retirarse total ni parcialmente en ningún momento.
  • Es obligatorio el uso de gel hidroalcohólico al acceder a la sede. También recomendamos su uso si se produce cualquier intercambio de material entre los socios. O se toca cualquier material común
  • En todo momento se guardará una distancia mínima interpersonal de 1,5m. Se recomienda saludarse simplemente con la voz, no es necesario para saludarse realizar contacto físico.
  • El aforo máximo de la sede por salas será de: 1 persona en la zona de los casilleros de QSL, 4 personas máximo en la sala general y 2 personas máximo en la oficina. No se permitirá el uso de los cuartos de radio ni el taller. En ningún caso se podrá superar el aforo total de 6 personas como máximo simultáneamente en la sede.
  • Se recomienda permanecer en la sede el menor tiempo posible, no pudiendo estar más de 15 minutos (a excepción de la persona o personas encargadas de la apertura y cierre de la misma). Abrimos la sede como servicio a nuestros socios, pero por desgracia no podemos considerarla, de momento, como punto de reunión en el que pasar la tarde como hacíamos anteriormente.
  • Queda terminantemente prohibido el consumo de cualquier alimento o bebida en nuestra sede.

3.- En el caso de que alguno de nuestros socios sea declarado positivo por COVID-19 dentro de los 7 días posteriores a su visita a la sede deberá comunicarlo lo antes posible a la directiva de la URV para poder hacer el seguimiento de todas las personas que hayan acudido ese día a la sede. Para poder gestionar este aspecto correctamente, se realizará un listado con todas las personas que acudan a la sede cada día.

4.- Durante este tiempo de excepcionalidad la sede se abrirá únicamente un viernes al mes en horario de 18:00 a 20:00 horas. En principio como norma general será el segundo viernes de cada mes. Cualquier modificación que se haga al respecto de la norma general será notificada en canal informativo de la URV en WhatsApp.

5.- No se podrán realizar ningún tipo de charlas, cursos, asambleas o reuniones de forma presencial. Se intentará estudiar en caso de necesidad, la forma de poderlas realizar (al menos la asamblea general de socios) de forma telemática.

Esperamos que esta situación pueda tener un pronto final y podamos volver a hacer uso de la sede de forma habitual.

Todo el protocolo aquí establecido podrá ser modificado más adelante conforme varíe la situación general de la pandemia.

Contamos con la comprensión y colaboración de todos los socios.

 

Atentamente, Junta directiva de URV.

 

Valladolid, a 19 de Noviembre de 2020.