Imprimir

Día del Radioaficionado 2017

Como viene siendo habitual el pasado día 13 de mayo, la Unión de Radioaficionados de Valladolid celebró su tradicional Día del Radioaficionado. El motivo por el cual se celebra este día es porque en ese día es la festividad de San Pedro Regalado (patrono de Valladolid) y la asociación tiene su sede en el barrio del mismo nombre.

El Día del Radioaficionado se comenzó a celebrar en el año 2001 y en un principio se aprovechaba para rendir homenaje a alguno de nuestros socios más significativos. Esto se perdió con el paso de los años y hemos querido recuperarlo este año realizando un más que merecido homenaje a nuestro socio más veterano, nuestro buen amigo y maestro Nicolás, EA1LJ que en este año además cumple su 50 aniversario como socio de URE. Con motivo de este aniversario, nos publicaron recientemente un reportaje en el periódico El Norte de Castilla: http://www.elnortedecastilla.es/valladolid/201705/05/aqui-nicolas-radioaficionado-veterano-20170428191049.html

Al igual que en años anteriores, en esta ocasión también pudimos disfrutar de la compañía de un buen grupo de amigos que se acercaron a pasar la mañana con nosotros si bien, como sucede cada vez que la festividad cae en fin de semana, se notó también que hubo alguna ausencia respecto a lo de otros años.

Primeramente se celebró un aperitivo en nuestra sede momento durante el cual se procedió a la entrega de la placa homenaje a Nicolás, que era el acto central del día y además sed entregaron unos diplomas de agradecimiento a nuestros compañeros Lorenzo EA1TSLuis Ángel EA1QA y César EA1LT, por su colaboración con nuestra asociación mediante unas interesantísimas charlas sobre "Energías alternativas y sistemas vorticiales de comunicación" en el caso de Lorenzo y sobre "El DX y el manejo de los Clúster" en el caso de Luis Ángel y César. Muchísimas gracias a los tres una vez más por vuestra colaboración desinteresada con nuestra asociación.

Cuando se finalizó el ágape se procedió a realizar la tradicional foto de familia en la plaza en la que tenemos nuestra torre de antenas.

Este año además, contamos con la novedad de celebrar una comida en un restaurante a la que acudimos también un considerable grupo de colegas con sus respectivas parientas y familia.

En definitiva se consiguió pasar un magnífico día en familia con buenas charlas y mejor compañía.

Deseando estamos ya que llegue el siguiente acontecimiento para volvernos a juntar y compartir risas y buenos momentos.