Primeros pasos

SELECCIONA LA VELOCIDAD:

Bueno, pues en este apartado queremos dedicarlo a aquellos que quieren aproximarse al CW por primera vez y que aún desconocen el alfabeto y demás o que conociéndolo quieren recordarlo a una velocidad superior. 

A la hora de aprender hay muchos métodos, pero lo que casi todo el mundo coincide hoy en día es en el hecho de que hay que ver el CW como una melodía. Para este apartado os dejamos las recomendaciones que nos ha hecho llegar nuestro compañero Ángel, EA1IYI que se puso por su cuenta a aprender el CW y es un auténtico portento en la materia habiendo pasado de alumno a maestro en un tiempo récord. Ángel nos dice lo siguiente:

Buenas compañeros!

Para el que le pueda interesar, aquí cuento mi humilde opinión, sobre la forma de enfrentarse al aprendizaje del CW. Por supuesto hay gente mucho mas avanzada que yo para esto, que no llevo demasiado tiempo, pero como lo tengo fresco, aquí lo pongo, y si a alguien le puede venir bien objetivo conseguido! ;-)

Bajo mi punto de vista (y el de muchos más) la forma más efectiva para aprenderlo es desde el principio relacionando el SONIDO de cada letra con la propia letra, sin hacer ningún tipo de conversión intermedio. Las reglas nemotécnicas y más historias, o trucos que circulan por ahí para “aprender” el código, están bien para recordar cada letra y poco mas, pero si a la hora de escucharlo te apoyas en ella será un obstáculo que no te dejara avanzar a velocidades superiores.

Por supuesto, hay que partir de la base de que al principio siempre hay que escuchar código bien enviado o manipulado, hay que acostumbrarse a escucharlo así, sino seria un “caos” para la mente, si es de maquina perfecto, así la “música” de cada letra siempre será idéntica. Más tarde cuando lo tenemos bien asentado, el cerebro se hace mucho mas “flexible” para ir recibiendo todo tipo código, irregular, sin espacios, con rayas infinitas… etc.

Primero: Aprender las letras sueltas por su sonido, luego a unirlas, y al final, el resultado y objetivo que queremos conseguir es que sea nuestro propio subconsciente el encargado de leerlo o descifrarlo, sin contar puntos ni rayas, por supuesto.


Aunque parezca mentira, al final, si lo aprendes y haces bien se consigue, prácticamente sin hacer esfuerzo aparece el mensaje descifrado delante de ti. Igual que cuando lees con los ojos, solo que aquí lees con los oídos. Y lo mejor es que es una habilidad que si la aprendes aunque estés tiempo sin practicar no se olvida, es como andar en bicicleta.

Recuerda esto, esta es la herramienta clave: Desde el principio escucha las letras a una velocidad de entre 18 y 20 palabras por minuto (y si te apetece hasta más, pero no menos), y para ser capaz de asimilarlas, sepáralas entre ellas el tiempo o espacio que necesites, hasta 3ppm si hace falta, poco a poco iras reduciendo ese espacio hasta el mínimo. Esto se llama el método “Farnsworth”.

Para empezar hay principalmente dos opciones o formas de practicarlo:

1: Viendo la imagen de la letra en una pantalla mientras escuchas su sonido.

2: Si prefieres practicar sin mirar una pantalla, por ejemplo mientras conduces o estas tirado en el sofá: escuchando la letra e inmediatamente después decirla con nuestra voz (esta es la que he usado yo, pues prácticamente he aprendido en el coche, conduciendo al trabajo, escuchando cada letra y “cantándola” al reconocerla). Al final por supuesto ya no hace falta que la digas, te la quedas para ti, para unirla con la siguiente y así crear palabras.

*Añade letras a tu vocabulario de una en una, y solo cuando ya tengas aprendidas las anteriores. Además recomiendan que no relaciones unas con otras, como que la “J” es igual que la “W” pero con una raya más al final… Evita eso, es un error que te hará perder tiempo, cada letra numero o signo son únicos en su sonido! ;-)

*Si tienes problemas, como por ejemplo con dos letras que confundes entre ellas, pon esas dos letras juntas que aparezcan de forma aleatoria hasta que las diferencies completamente, solo por su sonido. Si no te entra alguna letra en particular, júntala con otras que ya sepas y que tú creas convenientes y ponlas juntas aleatoriamente hasta que la asimiles.

*Todo esto lo puedes hacer escribiendo en un papel lo que vas recibiendo, o simplemente quedándote con ello en la cabeza. La recomendación es hacerlo con la cabeza. Cuando alguien te habla, o estas leyendo algo en papel no necesitas escribirlo para asimilarlo, pues lo mismo aquí.


Yo como el código le he aprendido en el coche, no podía escribirlo, he aprendido a no necesitar escribirlo, y es la manera que recomiendo. Aunque hay que saber hacerlo de las dos formas, realmente en un QSO solo vas a tener que apuntar los datos más importantes, como indicativo, nombre, qth, rst, la qsl via… Solo eso.

*Para avanzar en velocidad de recepción, el “truco” es escuchar a velocidades un poco más altas de tus posibilidades para luego bajar y darse cuenta que no era tan rápido eso que parecía imposible. Por ejemplo, si solo eres capaz de escuchar como máximo a 20ppm, y quieres avanzar, ponte a escuchar a 25ppm un rato, aunque no pilles ni el 20% de lo enviado si luego bajas a 22ppm esa nueva velocidad te parecerá mucho mas asequible que antes.

Hay veces que tendrás la impresión que vas para atrás, es parte del aprendizaje, sigue adelante, ese es el camino, constancia. Busca momentos en los que estés tu solo, concentrado solo en eso, con unos minutos al día es suficiente, pero intenta practicar todos los días un poco.


Bajo mi punto de vista es mejor hacerlo por las mañanas, con la mente despejada, si estas adormilado tomarte un café. Los primeros pasos son los más duros, pero el camino cada vez se hace mas sencillo, y si lo enfocas bien es hasta placentero. ¿Que prisa hay? Ninguna.

*Haz que el proceso sea ameno y variado, que no te aburra, cuando estés ya mas avanzado usa tu imaginación para ir alternando técnicas. Practica palabras, números, signos, aprende las típicas frases que se repiten en los QSOs, nombres aleatorios de personas, de ciudades, busca cual son tus “lagunas” en intenta corregirlas.

Siguiendo sus consejos y como primer paso, os dejamos aquí el abcedario, números y principales símbolos con velocidades entre 15 y 40 palabras por minuto para que empecéis a hacer oído.